Parroquia de Ntra. Sra. de la Merced y Santa Tecla   

Arciprestazgo de Xàtiva

Nuestros Santos

 

Inicio
Anterior

Foro de comunicación de los feligreses//blog

Congregación  Stmo. Ecce-Homo

 

 

Lecturas diarias de la  Santa Misa

La Seu de Xàtiva

 

 

MARZO 2006

19 de Marzo – San José, esposo de la Santísima Virgen María.

Probablemente nació en Belén, la ciudad de David del que era descendiente. Al comienzo de la historia de los Evangelios (poco antes de la Anunciación), San José vivía en Nazaret.

Según San Mateo 13,55 y Marcos 6,3, San José era un "tekton". La palabra significa en particular que era carpintero o albañil (artesano). San Justino lo confirma, y la tradición ha aceptado esta interpretación.

Las principales fuentes de información sobre la vida de San José son los primeros capítulos del evangelio de Mateo y de Lucas. En los relatos no conocemos palabras expresadas por él, tan sólo conocemos sus obras, sus actos de fe, amor y de protección como padre responsable del bienestar de su amadísima esposa y de su excepcional Hijo. Así consta en el Evangelio, al encontrar al Niño en el Templo, la Virgen reclama a Jesús:"Hijo, porque has obrado así con nosotros? Mira que tu padre y yo, apenados, te buscábamos". María nombra a San José dándole el título de padre, prueba evidente de que él era llamado así por el propio Jesús.

Es un caso excepcional en la Biblia: un santo al que no se le escucha ni una sola palabra. Es, pues, el "Santo del silencio".

San José ejerció sobre Jesús la función y los derechos que corresponden a un verdadero padre. Es él quien honra con su título de “esposo de María” a su divina maternidad; es él, “hijo de David” quien transmite a Jesús la descendencia davídica; es él quien lo inscribe en el registro de Belén en el censo ordenado por Augusto; es él quien atiende el mandato del Padre y con pleno derecho legal, le impone el nombre de “Emanuel”, es decir, “Dios con nosotros”; es él quien lo ofrece como primogénito a los doce años en el Templo; es él, quien ha protegido al niño y a su madre en los viajes al exilio y en su vida de prófugos en Egipto; es él quien lo introduce en la tierra de Israel; es él quien ha procurado su manutención, su alimento y vestido; es él quien le ha enseñado un oficio y le da la categoría de “hijo del carpintero”; es él quien lo ha educado en la oración y en el conocimiento de la vida y el mundo. Según la definición de Pablo VI (19 de marzo de 1968): José ha sido verdaderamente el “pórtico del Evangelio de las bienaventuranzas” 

Lo mas probable es que San José haya muerto antes del comienzo de la vida pública de Jesús ya que no estaba presente en las bodas de Caná ni se habla mas de él. De estar vivo, San José hubiese estado sin duda al pie de la Cruz con María. La entrega que hace Jesús de su Madre a San Juan da también a entender que ya San José estaba muerto.
Según San Epifanius, San José murió en sus 90 años y el Venerable Beda dice que fue enterrado en el Valle de Josafat.

El Papa Pío IX, atendiendo a las innumerables peticiones que recibió de los fieles católicos del mundo entero, y, sobre todo, al ruego de los obispos reunidos en el concilio Vaticano I, declaró y constituyó a San José Patrono Universal de la Iglesia, el 8 de diciembre de 1870.

Una de las mas fervientes propagadoras de la devoción a San José fue Santa Teresa de Ávila. Quien en el capítulo sexto de su vida, escribió: "Tomé por abogado y protector al glorioso San José, y encomiéndeme mucho a el. Vi claro que así de esta necesidad, como de otras mayores, este padre y señor mío me saco con mas bien de lo que yo le sabia pedir. No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Es cosa tan grande las maravillosas mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo, de los peligros que me ha librado, así de cuerpo como de alma; de este santo tengo experiencia que socorre en todas las necesidades, y es que quiere el Señor darnos a entender que así como le fue sujeto en la tierra, que como tenia nombre de padre, y le podía mandar, así en el cielo hace cuanto le pide. Querría yo persuadir a todos que fuesen devotos de este glorioso santo por la gran experiencia que tengo de los bienes que alcanza de Dios".

Para nosotros los valencianos es uno de las celebraciones religiosas y culturales más importantes.

L.S.I.

 

 ENERO 2006

27 de Enero. Santa Juana María Condesa Lluch.

             Nació en Valencia, el día 30 de marzo de 1862, en el seno de una familia cristiana de buena posición. Fue bautizada el 31 de marzo de 1862 en la Iglesia de San Esteban, lugar donde habían sido bautizados San Vicente Ferrer y San Luis Bertrán. Recibió una esmerada formación humana y cristiana, nutriéndose de las devociones religiosas propias del momento histórico que vive, especialmente la devoción a Jesús Sacramentado, a la Inmaculada Concepción, a San José y a Santa Teresa, lo que la lleva a una mayor sensibilidad y compromiso con los mas necesitados.
            Tenía apenas 18 años, cuando descubrió que la voluntad de Dios sobre su vida era entregarlo todo y entregarse del todo a la causa del Reino a través de la evangelización y el servicio a la mujer obrera, interesándose por las condiciones de vida y laborales de estas jóvenes, realidad sufriente que contemplaba desde la tartana que la conducía desde Valencia a la playa de Nazaret, donde la familia tenía una casa de descanso y expansión.
            En 1884, tras varios años de dificultades y obstáculos especialmente por parte del entonces Arzobispo de Valencia, el Cardenal Antolín Monescillo, al considerar que era demasiado joven para fundar una Congregación Religiosa, logra de éste el permiso necesario para abrir una casa que diera acogida, formación y dignidad a las obreras que se desplazaban de los pueblos a la ciudad para trabajar en las fábricas, donde eran consideradas meros instrumentos de trabajo; «Grande es tu fe y tu constancia. Ve y abre un asilo a esas obreras por las que con tanta solicitud te interesas y tanto cariño siente tu corazón».
           Unos meses después, en esta misma casa se inauguraba una Escuela para hijas de obreras y otras jóvenes se unían a su proyecto compartiendo los mismos ideales

           Convencida de que su obra era fruto del Espíritu, continúa insistiendo a fin de poder organizarse como Congregación Religiosa, pues seguir a Cristo, dando la vida por Él en el servicio a las obreras le pedía exclusividad, de ahí su opción por vivir en castidad, en obediencia y en pobreza de forma radical. Consigue la Aprobación Diocesana del Instituto en 1892, el cual crecía en miembros y se iba extendiendo por distintas zonas industriales. En 1895 emite la Profesión Temporal junto con las primeras hermanas y en 1911 la Profesión Perpetua,
           Durante todos estos años, fue una entrega incondicional a la voluntad de Dios, haciendo suyas las palabras de María ante el anuncio del Ángel: «He aquí la esclava del Señor, hágase en mi, según tu palabra» (Le 1, 38), palabras que se convirtieron en clave de espiritualidad y en estilo de vida, hasta el punto de definirse como «esclava de la Esclava del Señor» y de dar nombre y significado a la Congregación fundada por ella.

           El 16 de enero de 1916, la Madre Juana María Condesa Lluch pasaba a contemplar el rostro de Dios por toda la eternidad, alcanzando su anhelo de santidad, manifestado tantas veces a las hermanas con estas palabras: «Ser santas en el cielo, sin levantar polvo en la tierra». fue definida por uno de los Teólogos Consultores al estudiar sus virtudes «Mujer bíblica, llena de coraje en las elecciones y evangélica en las obras»
          El Instituto alcanzaba el 14 de abril de 1937 la aprobación temporal pontificia de S.S. Pío XI y el 27 de enero de 1947 la aprobación definitiva de S.S. Pío XII. La apertura diocesana del Proceso de Canonización de la Madre Juana María tuvo lugar en Valencia en 1953. Fueron declaradas sus virtudes heroicas en 1997 y el dia 5 de julio de 2002, ante S.S. Juan Pablo II, fue promulgado el Decreto de aprobación de un milagro atribuido a su intercesión.

 

DICIEMBRE 05

6 de Diciembre- SAN NICOLÁS DE BARI o  DE MYRA. Obispo

 Nació el 280 d.C. en Patara de Lícia. Huérfano desde pequeño se caracterizó por repartir todo lo que conseguía entre los pobres y niños, fue educado por unos parientes y su tío que era Obispo de Mira, que lo patrocinó y ayudó hasta que fue ordenado sacerdote. Desde mayor se dio cuenta que los bienes de esta tierra no nos hacen felices, por lo que se dedico a ayudar a los necesitados repartiendo todas sus riquezas, y esto tampoco le llenaba suficiente por lo que tomo la decisión de retirarse a la Tebaida, donde abundaban los monjes dedicados a la oración y sacrificio, solo entregados a Dios.

            Al morir su tío, los obispos y sacerdotes reunidos en el Templo, deliberaban para nombrar al nuevo Obispo, al no haber acuerdo dijeron: ”elegiremos al próximo sacerdote que entre al templo”, en ese momento sin saber lo que ocurría apareció Nicolás y el pueblo le pidió que fuera el que se hiciera cargo del Obispado, y muy a pesar suyo tuvo que entregarse al apostolado de la Diócesis. El año 325 se celebró el primer Concilio de Nicea, al que unos dicen que acudió, aunque no hay justificación histórica, y en su viaje colocan el famoso milagro en que devolvió la vida a tres jóvenes, que un bárbaro hotelero había matado, para dar de comer a los que acudían al mesón, De ahí que en su iconografía, aparezca a veces junto a tres niños en una olla o barreño.

            La devoción a San Nicolás es importante en Rusia, Grecia, Turquía, Italia, Alemania, Austria, Bélgica, Suiza, Nápoles, Sicilia y en Estados Unidos. Como en alemán se llama “San Nikolaus”,  en otros países se le identifica con “Santa Claus”, quien distribuye regalos y dulces a los niños la víspera de Navidad. Es Patrón de marineros, comerciantes, panaderos, viajeros y de los niños. Falleció el 6 de Diciembre del año 345 ó 352. Sus reliquias se conservan en la Iglesia de San Nicolás de Bari, donde se dice que continua brotando de ellas, una sustancia aceitosa llamada “maná de San Nicolás”, muy apreciada por sus poderes medicinales.

14 de Diciembre- SAN JUAN DE LA CRUZ.

            Juan Yepes, nació en 1542 en Fontiveros (Ávila). Para muchos uno de los españoles mas conocidos universalmente, por encima de reyes y artistas. Aunque queríamos que apareciera en este número, debido a la extensión de su biografía y obra, la emplazamos para el año próximo.

NOVIEMBRE 2005

24 de Noviembre. San José Pignatelli.(1737-1811)

    Aunque de familia y apellido italiano, este Santo Jesuita, nació en Zaragoza, y al entrar en la orden se dedicó a enseñar catecismo a los pobres y presos.

     Cuando tenía 30 años la masonería mundial se puso de acuerdo para pedir a los gobernantes que expulsaran de sus paises a los Padres Jesuitas. El rey Carlos III fue uno de ellos, por lo que tanto de España como de los territorios de América, fueron expulsados. El Padre José y su hermanos, al ser de familia de clase social alta recibieron la oferta de quedarse en España, pero con la condición de salir de la Compañía de Jesús. Prefirieron el destierro.

    En 1774 el Papa Clemente XIV emitió un decreto suprimiendo la Orden, a petición de los reyes de ese tiempo, y así 23.000 jesuitas quedaron fuera de sus casas religiosas. El al igual que sus compañeros, al tener voto de obediencia al Papa, acataron la orden “sin más y de todo corazón”.

    Los 20 años siguientes fueron de tremendos sufrimientos y necesidades. El se fue a Bolonia donde ayudó a otros sacerdotes en sus quehaceres y a sus compañeros de orden. La Emperatriz Catalina de Rusia, fue la única que no publicó el decreto Papal, por lo que tras pedir permiso especial al Papa Pío VI se afilió a los Jesuitas que quedaban en Rusia, y con la ayuda de ellos empezó a organizar otra vez a los jesuitas en Italia. Conseguia vocaciones y eran mandados a Rusia. El superior de Rusia lo nombró provincial de la comunidad en Italia, y el Papa Pío VII aprobó el nombramiento. Con esto conseguía su mayor logro por lo que tanto había orado y trabajado, el restablecimiento de la Orden, aunque fuera bajo cuerda y en secreto.

    En 1811 murió sin haber logrado que la Comunidad religiosa volviera a renacer plenamente, pero a los tres años, el Papa Pío VII al volver del destierro mandado por Napoleón, decretó que la Compañía de Jesús volvía a quedar instituida en todo el mundo. Pío XI le llamó el anillo que unió la Compañía de Jesús que habia existido con la que volvió a renacer nuevamente.

Abril 2005

San Vicente Ferrer

San Vicente FerrerEs el Patrón de la Comunidad Valenciana. Nacido en Valencia en 1350. Ingresó en la Orden de Predicadores en 1367. En 1412, como representante del Reino de Valencia, tiene una importancia decisiva su intervención en el Compromiso de Caspe. Murió en 1419. - Fiesta: 5 de abril.

 Dios está presente constantemente en la historia de la humanidad; y sin duda que una de las manifestaciones de esta divina Presencia llega a nosotros a través de sus Santos. Podemos afirmar que en la fecunda vida de San Vicente Ferrer, tenemos un claro exponente, entre nosotros, de esta Presencia; vida que polariza todo un determinado período de la historia de la Europa de finales del Medioevo. La influencia espiritual y social de su obra fue extraordinaria.

Niño aún, se manifiestan ya en él los carismas del taumaturgo, con los cuales el Señor había de favorecerle en múltiples ocasiones a lo largo de su vida apostólica. De inteligencia despierta, a sus catorce años ha concluido los estudios filosóficos. Dominico, alterna la cátedra y el púlpito, y frecuenta las Universidades más famosas de Europa.

En 1391, siendo Prior de la Orden dominicana en Valencia, el cardenal Pedro de Luna, más tarde antipapa Benedicto XIII, dándose cuenta de las extraordinarias cualidades del futuro Santo, le agrega a su séquito y lo pasea de corte en corte, introduciéndole en aquella sociedad que siente ya en su alma los primeros rasguños del Renacimiento que se avecina.

Todo el mundo augura para fray Vicente Ferrer un glorioso futuro; llegará a ser, afirman quienes conocen sus dotes, uno de los hombres más influyentes de la Iglesia. Pronto conocerá aquella Europa, que ha de acabar vibrando al influjo de su ardiente palabra, la extraordinaria altura de su espíritu. El Señor le tiene destinada una gran misión: remover aquel mundo en que le ha tocado vivir, recordándole una vez más el Evangelio con la palabra y con la vida.

San Vicente Ferrer se enfrenta con una sociedad en la cual la predicación sagrada había caído casi completamente en desuso; peor aún, la mayoría de veces, se subía al púlpito tan sólo con la intención vana de captar la atención del pueblo fiel con rimbombantes y huecas composiciones retóricas. Desde el primer momento, fray Vicente rompe con todos estos abusos, consagrándose exclusivamente a combatir el vicio y la ignorancia religiosa. Su palabra es como látigo de fuego que abrasa e ilumina.

Hallándose todavía a las órdenes del cardenal De Luna, consigue la conversión de un rabí en Valladolid, el que más tarde ha de ser el ilustre Pablo de Cartagena, obispo de Burgos. En una gran misión tenida en Valencia logra la conversión de diez mil judíos.

En 1394, el cardenal es elegido Pontífice y, temiendo perder el favor de tan esclarecido colaborador, le ofrece la púrpura cardenalicia, a la cual el Santo renuncia modestamente.

Cuando Francia retira su obediencia al antipapa, y las tropas de Carlos IV ponen sitio a la ciudad papal de Aviñón, un ataque de fiebre le lleva hasta las puertas de la muerte; pero al tercer día se siente repentinamente sanado y le parece escuchar la voz de Jesucristo que le dice: "Levántate y ve a predicar; lucha contra el pecado, convierte a los pecadores y anuncia el día del juicio".

Y es entonces cuando Vicente Ferrer despliega su gran obra misional... Durante veinte años recorre la mayoría de las naciones del viejo Occidente predicando una auténtica renovación de la vida cristiana.

El Santo hace su camino acompañado de una numerosa comitiva; a menudo, son más de diez mil las personas que forman "su ejército de pan. Son gentes que, siguiéndole, colaboran a su obra, rezando, haciendo penitencia y trabajando; todos viven de la labor de sus manos. Los hombres van delante presididos por la imagen del Santo Cristo; las mujeres detrás, con el estandarte de la Virgen; y fray Vicente Ferrer, en medio, junto con los clérigos y sacerdotes que le ayudan en los ministerios. Avanzan a pie, vestidos de pardo y con el bordón de peregrino en la mano. Les llaman el monasterio ambulante.

 Para recibir a aquel hombre, general del ejército más extraño que se haya podido reunir, acuden pueblos enteros, con sus obispos y nobles al frente. Su labor ha de ser efectuada en las plazas públicas, debido a las muchedumbres que acuden a escuchar su palabra. Predica siempre y en todas partes en Valenciano pues es la única lengua viva que conoce, y no obstante, todo el mundo entiende su mensaje; y es que actúan la gracia del Cielo además de su palabra, la vibración de aquella voz, el magnetismo de su mirada, la gracia del ademán. Su elocuencia ha sido, sin duda, una de las más poderosas que se han oído jamás. Y es que todos sabían que aquel hombre era puro como un ángel y austero como un anacoreta.

 Vannes, fue la última ciudad que escuchó su palabra: la palabra que estremeció de presencia de Dios los ámbitos de la cristiandad europea.

Arriba

Enero 2005

Con este número cumplimos el primer aniversario de esta sección que como sabéis ha ido dando pinceladas de algunos de los santos cuya celebración coincidía en cada uno de los meses.

7 de Enero – San Raimundo de Peñafort. (1175-1275)

            Este santo catalán destacó por su gran habilidad en los estudios, a los 20 años ya era profesor de filosofía en un colegio de Barcelona y a los 30 años en la Universidad de Bolonia. En 1222 entró en la Comunidad de Padres Dominicos apenas 8 meses después de fallecer su fundador Sto. Domingo de Guzmán. Sus superiores le pusieron la tarea de coleccionar las respuestas que los sabios antiguos de la Iglesia daban a ciertas preguntas difíciles de los fieles, las cuales recopiló en su obra “Summa” con todos esos “Casos de conciencia”.

            Con su facilidad de palabra en sus viajes por las ciudades y campos de Aragón, Castilla y Cataluña, logró multitud de conversiones.

            Junto con San Pedro Nolasco, fundó la Comunidad de los Padres Mercedarios, que como bien sabemos se dedicaba a rescatar a los cristianos secuestrados por los mahometanos o turcos. Fundó un convento en Túnez y otro en Murcia entre los moros.

            En 1230 el Papa Gregorio IX lo llamó a Roma y entre otros cargos que le dio, lo nombró su confesor. Una de las penitencias que este Santo le puso al Sumo Pontífice fue que atendiera siempre muy bien las peticiones de los pobres.

            Por petición del Papa recogió y publicó todos los decretos que habían dado los Pontífices y Concilios hasta esa fecha, lo cual hizo en su obra “Decretales”, la cual ha servido de consulta para saber qué ordenaron o prohibieron dichos Pontífices y Concilios en la antigüedad.

            Su humildad le hizo renunciar del cargo de Obispo nombrado por el Papa, y de Superior General de su Comunidad. Se consideraba apto para predicar y escribir, pero no para mandar.

            Los últimos 33 años de su vida los dedicó a convertir cristianos pecadores y a obtener que muchos musulmanes se pasaran al cristianismo.

            Este Santo murió cuando estaba a punto de cumplir los cien años. Dos reyes asistieron a su entierro y en su sepulcro se obraron maravillosos milagros.

Arriba

4 de Diciembre.- Beato Francisco Gálvez

    Este Valenciano de Utiel, fue presbítero y mártir. Perteneciente a la orden de los Franciscanos y hoy se recuerda litúrgicamente el martirio que padeció con el suplicio del fuego, en la ciudad de Edo (Japón) en el año 1632.

5 de Diciembre.- San Mauro

    Este día se celebra en el Colegio de Corpus Christi de Valencia, del que actualmente es Rector el Rvdo. D. Joaquín Pascual Torró, anterior cura párroco de nuestra Parroquia, la memoria de su patrón, el niño mártir San Mauro, y libremente en el resto de Parroquias de la Diócesis. Su martirio, junto a su hermano Jason, va unido al antiquísimo relato de la pasión de los santos Crisanto y Daría.

6 de Diciembre.- San Pedro Pascual

     Este cristiano mozárabe valenciano, acabada la conquista de la Ciudad de Valencia por Jaime I, fue canónigo de la Catedral, religioso mercedario, profesor de Teología y obispo de Jaén. Cuando hacia la visita pastoral, fue capturado por los musulmanes y llevado a Granada donde, después de confortar a sus compañeros en largo cautiverio, culminó su martirio tal día como hoy del año 1300.

Arriba

1 de Noviembre.- Día de Todos los Santos

            Según “La Leyenda dorada” de Santiago de la Vorágine en la institución de esta fiesta en honor de todos los Santos influyeron 4 motivos:

1º.- La dedicación de cierto templo pagano. Cuando el dominio de Roma alcanzó la totalidad de las tierras conocidas, se decidió construir un suntuoso templo donde adorar a los diversos dioses de esas tierras colonizadas, así mismo empezaron la construcción de otros templos dedicados al dios de cada una de las nuevas provincias del Imperio. Cuando llevaban muchos templos construidos y debido a la gran cantidad que todavía quedaban por construir, abandonaron la complicada idea y decidieron construir un templo imponente, superior en proporciones y magnificencia a cualquier otro templo del mundo y darle el nombre de Panteón, es decir de todos los dioses, puesto que es palabra compuesta de pan, que significa todos y theon que equivale a dioses, diciendo los sacerdotes que esta nueva idea provenía de una orden de la diosa Cibeles, madre de todas las divinidades, la cual había dicho a los dirigentes del Imperio que si querían conservar el dominio sobre las provincias coloniales era menester que edificaran un templo colosal en honor de todos sus hijos y que tuviera la estructura esférica para simbolizar la eternidad, atributo de los dioses.

            En tiempos del emperador Focas, cuando Roma había aceptado la fe cristiana, el Papa Bonifacio, 4º Papa después de San Gregorio Magno, pidió que se sacaran todas las imágenes de los ídolos allí existentes, y un 12 de Mayo hacia el 605 consagró el reconvertido templo, dedicándolo a la Virgen bendita, y a todos los mártires, dándole el título oficial de Santa María, Señora de los Mártires.

            Como era muchísima la gente que todos los años acudía a Roma para celebrar esta nueva solemnidad, y como en ese mes del año resultaba sumamente difícil tenerla abastecida de víveres para atender la demanda de la ingente cantidad de forasteros, otro Papa también llamado Gregorio, dispuso que en adelante esta fiesta se celebrase el primer día de noviembre, por estar ya recolectadas las mieses y efectuada la vendimia, y así tener la ciudad las provisiones suficientes para abastecer a los peregrinos, y que su celebración traspasara los muros de la ciudad y se celebrara en todo el mundo.

2º.- El deseo de suplir inevitables omisiones. Son muchos los Santos que no tienen una celebración especial en su honor. Resulta imposible honrar individualmente a cada uno de los miles de Santos que tiene la Iglesia, por lo que se decidió hacerlo de forma colectiva, y asi poder pedir su necesaria ayuda para superar nuestra debilidad en la consecución de nuestra propia salvación.

3º.- La intención de reparar posibles negligencias. Tal y como se dice en el oficio que este día se recita: “La Conmemoración de Todos los Santos ha sido instituida para darnos ocasión de subsanar en esta fecha, mediante su conveniente celebración, las omisiones en que, dada nuestra humana fragilidad, podamos haber incurrido por ignorancia, descuido o disipación, al celebrar las fiestas particulares a ellos dedicadas”

4º.- La idea de proporcionar a nuestras oraciones mayor fuerza impetratoria. Los santos están siempre dispuestos a ayudarnos con sus merecimientos, poniéndolos a nuestra disposición, y con su afecto, mostrándose solícitos para cumplir nuestros deseos si lo que deseamos no está en desacuerdo con la voluntad de Dios.

Arriba

3 de Octubre.- San Francisco de Borja.

   Nació el 28 de octubre de 1510 en Gandía, nieto del Papa Alejandro VI por parte de padre, nieto del rey Fernando de Aragón por su madre; primo del emperador Carlos V e hijo del Duque de Gandia. Se casó a los 19 años con Leonor de Castro, joven de la corte del emperador, con la que tuvo ocho hijos. Fue Virrey de Cataluña (1539-43). En su primer año de mandato recibió la orden de trasladar los restos mortales de la Emperatriz Isabel a Granada, al destapar el féretro parece reconocer el cuerpo, la cara de la bella difunta estaba ya en proceso de descomposición, Francisco entonces tomó su famosa resolución: "no servir nunca más a un señor que pudiese morir”. Enviudó en 1546 y aunque quiso ingresar de inmediato en la Compañía de Jesús obedeció el consejo de su fundador San Ignacio de Loyola, hasta terminar la educación de sus hijos, y que mientras, se doctorase en Teología en su recién fundada Universidad de Gandía, así lo hizo y fue en Roma en 1550 cuando después de renunciar al ducado de Gandía, ingreso en la orden. En los primeros años sus superiores lo humillaron mas de lo ordinario para comprobar si "El Gran Duque" tenía verdadera vocación.
   El 26 de mayo de 1551, en Vergara fue ordenado sacerdote. "El duque que se había hecho Jesuita" se convirtió en la sensación de su época. El Papa concedió indulgencia plenaria a cuantos asistiesen a su ordenación por lo que, ante la gran multitud que se congregó, se tuvo que celebrar al aire libre en la plaza. En 1554 es nombrado superior de los jesuitas en España, en 7 años organiza la orden en nuestro país y mandó misioneros a América. En 1561 es llamado por Pío IV a Roma, donde conocen sus predicaciones San Juan de Ávila, San Carlos Borromeo y el cardenal Ghislieri, quien después fue el Papa Pío V, el cual en 1566 lo nombra general de la Orden, y es entonces cuando esta se extiende mas allá de los Alpes y reforma las misiones de India, Extremo Oriente y América.
   En un viaje a España, por todas partes las gentes lo aclamaron como "El Santo Duque" y sus sermones producían muchas conversiones.
   Tras siete años de mandato, desgastado y enfermo entregó su alma al Creador en la media noche del 30 de septiembre de 1572. Destacó su devoción a la Eucaristía y a la Santísima Virgen, fue beatificado en 1624 y canonizado en 1671 (Clemente X). El P. Verjus escribió refiriéndose a la Compañía. "San Ignacio de Loyola proyectó el edificio y los cimientos; el P. Laínez construyó los muros; San Francisco de Borja techó el edificio, arregló el interior y concluyó la gran obra que Dios había revelado a San Ignacio".


9 de Octubre.- San Luis Beltrán. (Patrono de Colombia)

   Nació el 1 de enero de 1526 en Valencia, de familia rica y muy virtuosa. Desde muy niño dio muestras de su afición a la oración y penitencia. A los 20 años ingresa en la Orden de Predicadores (Dominicos), y en 1547 fue ordenado sacerdote por Santo Tomás de Villanueva. 5 años después fue nombrado maestro de novicios. En 1562 desembarca en Cartagena (Colombia), como misionero hasta 1569 se dedicó a la catequización, a bautizar y a levantar iglesias. Convirtió a miles de indios,
que por su celo y caridad le seguían desde Panamá hasta el Golfo de Urabá, según sus propios escritos bautizó a más de 15.000 indios. Sus enemigos colonizadores que cometían injusticias con los indios y eran por el reprendidos, trataron de matarlo varias veces. En cierta ocasión le dieron un vaso de refresco con veneno. El le dio la bendición al vaso, y este se rompió en pedazos.
   Cuentan que cuando deseaba convertir a algún pecador, hacía penitencia al anochecer, quitándose la camisa y dejando que le picaran los miles de mosquitos que acudían por aquellas tierras. Después de regresara España, en 1574 el Capítulo General de Aragón lo nombró predicador general. Murió el 9 de octubre de 1581 a los 55 años, en el palacio del Patriarca San Juan de Ribera, que era amigo suyo. Fue canonizado también en 1671 por el Papa Clemente X.
 

Arriba

18 de Junio-Sagrado Corazón de Jesús. El Sagrado Corazón se apareció a santa Margarita María, una religiosa francesa de la congregación de las salesas. Entre otras cosas le dijo que estaba triste porque a cambio de su amor y entrega por los hombres solo recibía indiferencia y desprecio. Y le dio a conocer el amor encendido de su corazón. Nosotros lo podemos venerar en nuestra Parroquia presidiendo su altar, junto con nuestros mártires beatos Antonio y María.

 

26 de Junio-San Pelayo. Pelayo (o Pelagio) es el mártir de la castidad en el umbral de la juventud. Oriundo de Galicia. Con catorce años fue llevado a la cárcel de Córdoba con su tío Hermigio, obispo de Tuy. El califa se sintió atraído por su figura y, al no poder doblegar su virtud, lo hizo martirizar el 26 de junio del año 925. Su cuerpo se venera en el monasterio de benedictinos de Oviedo, que lleva su nombre.

 

29 de Junio-San Pedro y San Pablo. Los dos grandes Apóstoles de los inicios de la Cristiandad. San Pedro reclutado por Jesús (Hombre) y San Pablo reclutado por Jesús (Dios). De Pedro destacamos lo que sobre él extractamos de “La Leyenda Dorada” : “Jesús lo eligió para que fuese testigo de su transfiguración y de la resurrección de una joven. Otros hechos privilegiados de este apóstol fueron: encontró en la boca de un pez la moneda con que deberían pagar tributo; recibió del Salvador las llaves del reino de los cielos; a él fue encomendada la misión de apacentar el rebaño de  fieles; el día de Pentecostés convirtió con su predicación a tres mil personas; predijo la muerte de Ananías y  de Safira; curó al paralítico Eneas; bautizó a Cornelio; resucitó a Tabita; sano con la sombra de su cuerpo a muchos enfermos; encarcelado por Herodes, fue liberado de prisión por un ángel, ... San Clemente asegura que el santo apóstol, de tanto llorar (llevaba siempre en su seno un trozo de lienzo para enjugarse las lágrimas) y del constante resbalar por su cara hilos espesos de lágrimas ardientes, tenía las mejillas requemadas. Afirma que todas las noches en cuanto oía el canto del gallo, se levantaba, se postraba en oración y lloraba inconteniblemente.

Arriba

10 de Mayo. San Juan de Ávila. Nació en el año 1500 en el seno de una familia muy rica. Cuando heredó la fortuna, la repartió entre los pobres. Tubo la suerte y el mérito de ser amigo y consejero de seis santos: San Ignacio de Loyola, Santa Teresa, San Juan de Dios, San Francisco de Borja, San Pedro de Alcántara y Fray Luis de Granada. Dicen que fue la figura del clero secular mas importante del siglo 16, aunque hasta el año 1970 no fue canonizado por Pablo VI. Es el Patrono de los sacerdotes españoles.

 

17 de Mayo. San Pascual Bailón. Nació el año 1540 en Torre Hermosa (diócesis de Sigüenza y provincia de Zaragoza), el día de Pascua, por lo que sus padres le pusieron Pascual. Fue pastor hasta los 24 años en que ingresó en el convento de los frailes menores descalzos de San Francisco de Albatesa (Valencia), que conocía porque hasta allí solía llegar con el ganado. Fue un fraile lego (de los que atendían al servicio del monasterio), portero, mandadero, barrendero, cocinero, ya que su instrucción era bien poca, apenas sabía leer y escribir. Hablaba poco, pero cuando se trataba de la Sagrada Eucaristía, entonces se sentía inspirado por el Espíritu Santo, y hablaba muy hermosamente. Había recibido de Dios un don muy especial: el de un inmenso amor por Jesús Sacramentado. Sus últimos 17 años de vida fueron de enormes sufrimientos, por su mala salud, hasta que el día de Pascua de Pentecostés (17 de Mayo) del año 1592, estando moribundo, oyó una campana y preguntó “¿De que se trata?”. “Es que están en la elevación de la Santa Misa” . “¡Ah que hermoso momento!” y quedó muerto plácidamente. Fue canonizado en 1690 y se le declaró patrono de los Congresos Eucarísticos y de la Adoración Nocturna.

 

22 de Mayo. Santa Rita de Casia. Nació el 22 de Mayo de 1386 y murió el mismo día del año 1457. Se pondera de ella el que pasase por los cuatro estados que se pueden pasar: el de soltera, el de casada ( lo estuvo durante 18 años), el de viuda y el de religiosa. Este último, según la visión del pueblo, fue su gran hazaña, pues tuvo que vencer una durísima oposición a su ingreso. A las únicas casadas o viudas que se admitían en los conventos eran a las nobles y ese no era su caso. Triunfando sobre ese inflexible sistema, fue admitida en el monasterio de las ermitañas de San Agustín de Casia, en Italia. Un día oyó a San Jacobo pronunciar un impresionante sermón de la coronación de espinas de Cristo. Al tiempo estando arrodillada frente a un crucifijo meditando sobre esto, le apareció una herida en la frente como la que produce una espina recién clavada. La dolorosa “llaga” la acompañó los últimos 14 años de su vida.

Arriba

11de Febrero – La aparición de Nuestra Señora en Lourdes

En este mismo día del año 1858, tres niñas, Bernadette Soubirons, de 14 años, su hermana Marie Toinete, de 11 años y su amiga Jenne Abadie, de 12, salieron de su casa de Lourdes para recoger leña. Camino del rio Gove, pasaron por una gruta natural donde Bernadette escuchó un murmullo y diviso la figura de una joven vestida con túnica blanca muy hermosa, ceñida con banda azul y con un rosario colgado del brazo. Se acercó y comenzaron a rezar juntas, para luego desaparecer. Las apariciones continuaron durante cinco meses con gran asistencia de gente al lugar, aunque solo Bernadette era capaz de ver la figura de Nuestra Señora.

14 de Febrero – San Valentín.

Fue un sacerdote romano que junto con San Mario y su familia socorría a los mártires de la persecución de Claudio II “el gótico” emperador del 268 al 270. Acusado de haber casado en secreto a decenas de parejas fue enviado al Prefecto de Roma el cual dice la leyenda que lo alojó en su casa en lugar de encerrarlo, por lo que conoció a la hija ciega de este, a la cual después de recogerse en oración curó de su ceguera y todos los que en esa casa vivian se convirtieron al cristianismo. Luego el emperador lo mandó azotar, golpear con mazas y luego decapitar el 14 de Febrero del 270. El Papa Julio I, 337 al 352, hizo construir una Iglesia en su honor en el año 350 cerca de Ponte Mole, no lejos de la Vía Flamínia, donde fue martirizado y sepultado.  Mas tarde el Papa Pascual I, 817 al 824, hizo trasladar sus restos a la Iglesia de Santa Práxedes, donde todavía se conservan.

No es el suyo un patronazgo (De los enamorados) histórico, sino por una simple coincidencia de calendario, ya que su fiesta es la cristianización de las Lupercales, celebradas por los romanos ya en el siglo IV antes de cristo, el 15 de Febrero, dedicadas a atraer la fecundidad sobre las mujeres. Estas fiestas condenadas por el Papa Gelasio I el 494, dieron paso a unificar las ancestrales costumbres anglosajonas de la fiesta de la fertilidad, como antesala de la primavera en la que los jóvenes y doncellas se escogían como prometidos en este día y que los pájaros también empezaban a formar parejas. También existe la creencia de que ese día una Reina francesa abrió una fundación para las dotes de jóvenes pobres, que así pudieran mejor conseguir pareja.

            ¡Felicidades!

Arriba

Enero 2004

Iniciamos con este número una nueva sección en la que iremos dando algunas pinceladas de la vida de algunos de los Santos, en especial los relacionados con nuestra diócesis, cuya celebración este dentro del mes que corresponda, haciendo un retrato de su vida, obra, leyenda, etc. Todo ello extraído de una variada bibliografía existente sobre cada uno de ellos.

14 de Enero – San Juan de Ribera, obispo.

Falleció el 6 de Enero de 1611, fue Arzobispo de Valencia y Patriarca de Antioquia (De aquí el nombre de “Iglesia del Patriarca” que se le da a la existente en Valencia junto a la antigua Universidad). Fundó el Real Colegio de Corpus Cristi, así como el convento de las Agustinas Descalzas de Beniganim que años después dio cobijo a la “Beata Inés”. Se esforzó por la evangelización de los infieles y la moralización de la sociedad. Destacaron sus cualidades pastorales, caritativas y sacerdotales.

21 de Enero – Beata Josefa María de Santa Inés, virgen.

La vida de la sierva de Dios Josefa María transcurrió íntegramente en su pueblo natal, y en el monasterio allí fundado por San Juan de Ribera. Su virginidad consagrada a Dios, el trato personal con Jesucristo, su gran inocencia y sencillez la llevaron a edificar la gran devoción que hacia ella existe en su Beniganim natal y toda la comarca, manifestada en la procesión anual donde se representan algunos de los milagros que se le atribuyen.

22 de Enero – San Vicente, diácono y mártir.

 

Gozó de fama universal muy pronto después de su gloriosa muerte en la Ciudad de Valencia (22 de Enero de 304/305). Fue su testimonio fundamental y primigenio para la fe cristiana en Valencia, así como su dimensión diaconal y de servicio, lo que lo hizo merecedor de ser el primer patrono de la Ciudad y principal de la diócesis. (No confundir con San Vicente Ferrer patrono de la Comunidad Valenciana, lunes después del 2º domingo de Pascua)

Arriba

Inicio Anterior Pastoral Actividades Información parroquial Horario misas y enlaces web

Envíe un mensaje a parroquia@lamercedxativa.org  con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.  
Copyright © 2004 Parroquia de Ntra. Sra. de la Merced y Santa Tecla de Xàtiva, Valencia. España (24-sept-2004)